lunes, 8 de junio de 2009

Gobierno denuncia que indígenas están pensando en un golpe de Estado

(EFE)El primer ministro peruano, Yehude Simon, denunció hoy que los líderes indígenas que promueven las protestas en la selva están pensando en “un golpe de Estado”, al pedir la vacancia del presidente Alan García.En declaraciones a la Cadena Peruana de Noticias (CPN), Simon hacía referencia a la convocatoria a una huelga general hecha por la Cuarta Cumbre Amazónica, realizada el fin de semana en la ciudad de Tarapoto, en la que, además, exigieron la vacancia presidencial.“Piden la vacancia del presidente. Cómo me van a decir que esto no tiene un hondo contenido político y que no están pensando en las comunidades, sino en un golpe de Estado”, dijo Simon a la emisora.
Simon agregó que los dirigentes amazónicos “están esperando que entre el Ejército y la Policía (a las zonas en conflicto), y ellos se esconden debajo de la cama y mandan al pueblo adelante”.
De esa forma, el primer ministro hizo alusión al presidente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep), Alberto Pizango, el máximo representante amazónico que es buscado por la policía, tras los enfrentamientos del pasado viernes que dejaron al menos 33 muertos en la ciudad de Bagua.El Gobierno denunció que Pizango había huido del país, pero los dirigentes de Aidesep aseguraron hoy que está en Lima y en permanente comunicación con ellos.Simon pidió a las comunidades selváticas que depongan las medidas de fuerza, que incluye el bloqueo de carreteras en la región Loreto, y se vuelvan a sentar en la mesa de diálogo establecida por el Gobierno.
“¿Qué se está buscando, más muertes?; ¿que los soldados o la policía dispare en el justo derecho de defenderse para poder justificar sus pedidos?”, dijo Simon. “Aquí hay mucha responsabilidad, no se puede justificar ni una gota de sangre”, añadió.Sin embargo, el jefe del gabinete admitió que hubo “errores” en el manejo de la situación en la selva, derivada de la promulgación de unas leyes que los nativos consideran perjudiciales a sus derechos de propiedad sobre la tierra.“El Gobierno no supo comunicarse directamente con las comunidades, pensó que las buenas acciones o los buenos deseos de progreso y desarrollo de la Amazonía se podían hacer desde la capital sin una comunicación como debería haber sido”, reconoció.
Los nativos protestan contra una decena de decretos legislativos, porque consideran que atentan contra su derecho a ser consultados sobre sus tierras, contenido en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre Pueblos Indígenas y Tribales, así como la declaración de la ONU sobre Pueblos Indígenas, ambos suscritos por Perú.
En opinión de los indígenas, se trata de decretos legislativos que vulneran sus derechos, entre ellos el 1090, Ley Forestal y de Fauna Silvestre, y cuyo debate en el Congreso se ha postergado en varias ocasiones, lo que ha exasperado a los nativos.

Fuente: El Comercio del 08.06.09

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada